sábado, 7 de mayo de 2016

El efecto backfire o tiro por la culata



Muchos de lo que me conocen y me siguen saben lo mucho que le dedico a combatir la pseudociencia, conspiranoia y sistemas de creencias, la cual me ha hecho escribir un libro “Creer no es conocer”, en la que abundo sobre estos temas. Como es de esperarse me he topado con gente que sigue mi manera de interpretar la realidad y otros que no han estado de acuerdo con algo que escribiese –regularmente en las redes sociales- que contradiga sus creencias, lo cual me he tenido que enfrentar a debates con dichos individuos. Lo que he aprendido con estos debates es que como dice Carl Sagan no puedo convencer a un creyente de nada, porque su creencia no está basada en evidencias, más bien, por una arraigada necesidad de creer, por la cual últimamente no intento convencer a nadie en medio de un debate, más bien, trato de mostrar mi punto sin el objetivo de buscar que cambie de opinión.

Un ejemplo para que tengan una idea fue en una página de Facebook de divulgación científica en la que alguien comentó que los satélites, la Estación Espacial Internacional y todo lo que las agencias espaciales decían no existían, que todo era una completa mentira, una conspiración masiva para controlarnos. Como es de esperarse muchos –incluyéndome- respondimos a ese comentario para aclararle que estaba equivocada. Por mi parte, mi área que es la informática le expliqué cómo funcionan las telecomunicaciones, los sistemas de posicionamiento global, otros le explicaban como estos ayudan al seguimiento climatológico por ser su área y astrónomos aficionados le compartían imágenes captadas por sus telescopios de aquello que ella negaba. A pesar de ello, nada de eso la convención, seguía negando todo, decía que todo era una conspiración y su única fuente de “argumentos” y “evidencias” eran enlaces a páginas de conspiraciones. A medida que más argumentos y evidencias le mostrasen, más parecía fortalecer sus creencias y más convencida estaba de que había una conspiración que quería censurar a la gente como ella.

¿Por qué sucede esto? Lo más lógico es pensar que si uno posee las evidencias o argumentos de peso para refutar una creencia determinada los individuos deberían cambiar de opinión o al menos bajar la guardia, sin embargo, esto no sucede siempre. La explicación la encontramos en un sesgo cognitivo llamado sesgo de confirmación, que consiste en una distorsión de la realidad en la que quien posee este sesgo solo toma como bueno y valido aquella información que confirman su creencia y rechaza todo aquella que la contradiga. Esto lo podemos ver en las redes sociales, las personas tienden a seguir, leer y compartir información que esté acorde a sus creencias. Mientras más la persona que posee dicho sesgo ajuste su realidad solo a lo que quiere escuchar, más se fortalecen sus convicciones y más fácil ignora todo lo que desmienta su creencia.

Esto puede explicar el comportamiento de los individuos que ignoran los argumentos y evidencias que contradicen su creencia, pero no explica exactamente aquellos que de alguna manera parece que salen reforzando sus creencias, ya que una cosa es ignorar y otra es reforzar. Esto se explica con el efecto backfire o también llamado en español efecto tiro por la culata, que es una especie de sesgo cognitivo de confirmación en la que la persona toma los argumentos y evidencias que contradicen su postura y la reinterpreta a su manera para confirmar su creencia.

El efecto backfire o tiro por la culata fue investigado y publicado en el año 2006 por Brendan Nyham y Jason Reifler de la Universidad de Dartmouth. La investigación consistía en un experimento donde se les presentaron a estudiantes de las universidades de Michigan y Georgia State artículos y noticias falsas. Los artículos y noticias estaban relacionados con armas de destrucción masiva en Irak, el primer artículo decía que se habían encontrado armas de destrucción masiva en Irak y el segundo decía que no era cierto que se habían encontrado armas de destrucción masiva en Irak. Lo que la investigación reveló fue que aquellos que tendían a ser liberales o que estaban en contra de la guerra rechazaban el primer artículo y aceptaban el segundo, mientras que en el caso de los conservadores aceptaban el primero y rechazaban el segundo. Lo que Nyham y Reufler descubren es que los conservadores se mostraban más convencidos de que existían armas de destrucción masivas en Irak a pesar de ver el artículo que le decía que no era cierto. El experimento se volvió a repetir con otros temas y los resultados fueron los mismos, cuando un grupo determinado a un tema en particular se topaba con evidencia que contradecía su creencia o punto de vista, estos salían más reforzados en su creencia, de allí que le fue llamado efecto backfire traducido al español tiro por la culata, porque en vez de debilitar la creencia de los individuos lo que hacían era reforzarla aún más.


Con el tiempo el efecto backfire hace que las personas que están sesgado con esto sean menos críticos con la información que confirme sus creencias, son escasos los individuos que si logran poner en duda parte de lo que creen al ser desmentidos, aun si no logran descreer del todo. Por tal razón es casi inútil tratar de cambiar la opinión de dichos individuos, porque en vez de ellos dudar o al menos reflexionar con las evidencias que le han sido proporcionada tienden a reforzar más su creencia, lo cual si alguien debate con dicho individuo e intenta mostrarle evidencia de que está equivocado le va salir el tiro por la culata.  

Fuente: 
https://youarenotsosmart.com/2011/06/10/the-backfire-effect/

When Corrections Fail: The persistence of political misperceptions
Brendan Nyhan 
Jason Reifler Assistant
http://www.dartmouth.edu/~nyhan/nyhan-reifler.pdf

4 comentarios:

  1. Importantísimo el tema. Gracias por compartir. Me parece que una mejor traducción para backfire effect sería efecto contraataque.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen articulo y totalmente cierto. En la experiencia de vida por militancia, docencia o simples debates de cafe uno va reconociendo este efecto en las personas por lo que decimos: "Es imposible convencer al convencido"y si seguimos le damos mas letra". Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  3. Creo que lo más importante es informar a la gente ANTES de que tenga una postura estúpida. La prevención sí funciona muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí campeón:
    https://losseudoescepticos.wordpress.com/2017/06/23/apetp-y-el-arte-de-vender-basura-ii/

    ResponderEliminar