viernes, 29 de julio de 2016

¿Dónde están los datos científicos de que Pokemon Go incita al crimen?


En República Dominicana psiquiatras están promoviendo la idea de que el famoso juego Pokemon Go es perjudicial, algunos llegando al extremo de decir que incentiva el crimen, como lo podemos apreciar en el siguiente enlace: http://www.cdn.com.do/noticias/nacional/2016/07/16/psiquiatra-asegura-juego-pokemon-go-incentiva-criminalidad-en-el-pais/. Como vemos claramente dice “El Psiquiatra Secundino Palacios llamó a los padres a orientar a sus hijos con el famoso juego de Pokemon Go, ya que a su entender es un caldo de cultivo para la criminalidad”, una afirmación que alarmaría a cualquiera, pero, ¿Realmente esto es cierto? ¿Cuáles son los hechos que respaldan esto? ¿Se han realizados estudios sobre el tema? Para nuestra sorpresa seguimos leyendo esta noticia y no encontramos nada más que la afirmación del psiquiatra, incluso todo da indicio de que es solo una opinión, pues hasta dice “ya que a su entender”. Sin embargo, para no juzgar a los psiquiatras sigo buscando otros fuentes noticiosas que diga algo diferente y una de ellas me lleva a este enlace: http://www.listindiario.com/la-republica/2016/07/20/427790/psiquiatra-advierte-ese-juego-genera-adiccion. Este es más sensato que el anterior, ya que dice que el juego causa adicción, algo que se esperaría en cualquier otro juego popular, por lo que no resulta algo tan sorprende para vetar al juego en sí, pues como muchos juegos populares adictivos con el tiempo la gente se cansa, claro que algunos llegan a ser demasiados dependientes y como dice dicho artículo puede perjudicarles, pero no a tal grado de incitar el crimen como dice el anterior. Pero cuando llega a esta parte “Esos adolescentes son los que desarrollan conductas solitarias, esos adolescentes son gregarios; sin embargo, cuando están frente al vídeojuego desarrollan conductas aisladas que no les interesa ninguna otra actividad ni familiar, ni grupal ni social, y estas son de las complicaciones que tienen éstos, incluyendo el Pokemón” resulta que es contradictoria porque Pokemon Go es un juego social donde la persona debe interactuar con otros y salir, por lo que el aislamiento no tiene mucho sentido.

De todos los artículos y afirmaciones dichas por psicólogos locales la más sensata que he encontrado es la de que esto puede ser adictivo, idea que se respalda con el hecho de la gran popularidad que esta ha tenido. El problema está con las demás afirmaciones, específicamente aquellas que dicen que incitan al crimen, que parecen ser afirmaciones sin respaldo científico y que los medios han cometido falacias de autoridad a promover estas afirmaciones solo porque lo dicen un grupo de profesionales de la salud mental. Algunos dirán que si lo dicen los psiquiatras entonces debe ser científico, pero no, la ciencia no funciona de esa manera, además de que si usas el psicoanálisis no estás haciendo ciencia porque no es ciencia. La ciencia tiene su método, a lo que llamamos método científico, que consiste en observación, hipótesis, experimentación y formulación de la Teoría o conclusión. La pregunta es, ¿Se realizaron estos pasos para llegar a dicha conclusión de que Pokemon Go incita al crimen? Al parecer no, ya que nadie ha ofrecido un estudio empírico que respalden esas afirmaciones.

Si los psiquiatras no saben cómo aplicar el método científico para saber si Pokemon Go incita al crimen o no les mostraré como hacerlo, es muy sencillo. Primero hacemos un muestreo, tomamos un grupo de individuos que jueguen este juego, que sea una cantidad muy relevante, podemos tomar aquellos que han sido encarcelado recientemente luego de salir el juego y otros que no lo estén, es decir, que estén libres. El siguiente paso es preguntarles a esos individuos de manera confidencial si han delinquido, obviamente los que están en la cárcel no hay que hacerles esta pregunta. Los que digan que si o estén en prisión les preguntamos si lo han hecho luego de jugar Pokemon Go, los que afirmen esto es nuestro grupo de individuos que cometieron un crimen luego de haber jugado este juego. Sin embargo, recordemos que relación no implica causalidad, por lo que deberíamos estudiar los casos de las personas que, si han delinquido luego de jugar dicho juego para depurar la muestra, ya que puede que la motivación o circunstancia que lo llevaran a realizar dichos crímenes fuera otra y no el juego en si, por lo que haberlo hecho luego del juego puede que sea coincidencia. Algo que nos puede ayudar en esta depuración de datos es estudiar directamente el cerebro de las personas, no el psicoanálisis, ¡supérenlo, el psicoanálisis es pseudociencia! Podemos realizar resonancia magnética poniéndolos a jugar o realizar experimentos observando su conducta cuando no están jugando y luego de jugar, es muy sencillo. Luego vamos al siguiente paso, es calcular el porcentaje de personas que han delinquido luego de jugar Pokemon Go en base a la cantidad total de entrevistados y con esto podemos asumir si es o no relevante dependiendo del porcentaje que nos arroje, pues si es muy elevado obviamente es de tomar en cuenta, de lo contrario pueda que no lo sea. Con esto podemos realizar conclusiones de manera científica y no caemos en afirmaciones gratuitas.

Recordemos los pasos.

  • Realizar un muestreo con los jugadores de Pokemon Go.
  •  Identificar quienes han delinquido luego de jugar Pokemon Go.
  • Depurar los datos para evitar errores o estar seguro que esa es la causa.
  • Calcular el porcentaje en base a la muestra.
  •  Realizar una conclusión.

Cuando los psiquiatras realicen un estudio tal como lo exige el método científico, solo así, los podré tomar en serio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario